3 jun. 2014

Guion Tormenta de ideas

Guión: Tormenta de ideas



Vida y andanzas de una mascota en un mundo turbulento, en ebullición, con prisas y afectos pasajeros.



El lugar de los hechos es Londres. ¿Quizás Berlín?. ¿Por qué no Paris?.Estaría bien Roma...No, mejor será Madrid. No sé, bueno ya veré.



El personaje es un perro. No, es un gato. Claro que podría ser un cerdito vietnamita...Ahora están muy de moda. Quizás un conejo o un animal exótico...Puede que de más juego un aligator. Más tarde lo decido.



Ocurre en las afueras de la capital (la que sea). Es primavera. Claro que también podría ser otoño...No, mejor estamos en verano. Siempre lo puedo cambiar...Igual puede ocurrir en invierno.



Es una pareja joven, sin hijos, adoptan al animal de compañía pero cuando esperan al primer bebé, deciden deshacerse de la mascota.



No, mejor una pareja de mediana edad, con hijos, se van de vacaciones y no pueden llevarse al animal.

Lo dejarán en una gasolinera de la M-40, o quizás en la carretera de la Coruña. Depende a donde se dirijan de vacaciones. La mascota al verse abandonada, se suicida arrojándose entre las ruedas de un land-rover. Igual sería más oportuno que la atropellara una segadora...También puede superar el trauma y si es un perro, va y se asilvestra y forma familia con otros chuchos abandonados...



¿Y si fueran una pareja de gays? Seguro que daría más morbo. Pero...¿Por qué se van a deshacer de su animal de compañía? Ya sé, le ha dado por arrojar sus excrementos a uno de ellos por celos. Son tres machos (casi) conviviendo juntos y eso no lo lleva bien el mono. ¿Y si el animal fuera también gay? Entonces este se pasa el día masturbándose cada vez que los ve haciendo manitas...Claro que esto es en caso de que sea un primate la mascota.



Igual es mejor que sean una pareja de lesbianas...Con dos hijos adoptados. La mascota muerde a uno de los críos...¿Cuál de ellas? Mejor el aligator. No, no muerde a nadie. Ha crecido y no se pueden hacer con el bicho. Deciden soltarlo en el lago de la casa de campo. No, en el del Parque Juan Carlos. Quizás podrían donarlo al Zoo...



¿Y si la dueña de la mascota es una viejecita?. Se muere y el gato (o lo que sea) se queda sin casa (pues hay un desahucio) y le echan a la calle. Deambula sin rumbo por su barrio hasta que encuentra una asociación anti- desahucio que lo acoge. Esta asociación lo utiliza como bandera contra los bancos y lo lleva a cada escrache que se les ocurre...

No, mejor lo acoge un banderillero venido a menos. Este hombre se lo lleva a la zona céntrica de Madrid o de Sevilla, donde pide limosna. Sería bueno que estuvieran en la puerta de una iglesia y que su horario de trabajo fuera domingos y festivos. Eso les daría una vida tranquila y con poca bulla...



No me decido, tengo que pensarlo. ¡Se me está poniendo un dolor de cabeza!

La tormenta de ideas me supera, se ha convertido en huracán. Las imágenes que recibo, se atropellan unas a otras y están empezando a pelear entre ellas para que las convierta en palabras y las escriba en mi ordenador. No puedo dominarlas, se están pisando, son demasiadas, muy alborotadoras y egocéntricas. Mejor corto el rollo antes de que se maten entre si.



¡No pienso hacer ningún relato hoy!..



M. Luisa Pino

Mayo 2014







3 comentarios:

  1. Marisa!!!
    Muy divertido. ¿Podría ser una mascota con una mutación genética, muerde a un crío y este obtiene superpoderes al fundirse los genes de la mascota con los del crío humano? Es sólo una sugerencia. Pero el relato me ha gustado.
    Abrazos, H.

    ResponderEliminar
  2. Estupenda la sugerencia. Este cuento realmente es lo que salió de una "tormenta de ideas" Es lo que pidió el profe.Un guion o adelanto sobre lo que se planea escribir.
    Sería divertido seguir tu idea. Lo pensaré.
    Gracias.
    Marisa

    ResponderEliminar
  3. No está mal para ser una tormenta de ideas. Es un recurso genial,
    Abrazos, H.

    ResponderEliminar