26 ene. 2013

Una historia sin historia

“Una historia sin Historia”




Estoy reclinada en mi diván, con los ojos semi cerrados tratando de ralentizar mi mente para que funcione solo a medio gas. Debo evitar que acudan confusas y desordenadas, el tropel de ideas, sueños o elucubraciones, que pelean por ser las primeras en llegar a mi imaginación. El profesor de escritura pide que escojamos alguna imagen que por lo que sea, este mas presente que las otras y con esta, construir una historia a su alrededor.

Dejo pasar imágenes poco a poco. El primero en acercarse viene andando de espaldas igual que un cangrejo, sonrío, también en el mundo subconsciente, las ideas hacen tonterías para destacar.

-¡Eh, tú! Date la vuelta, quiero ver tu cara...

Me obedece volviéndose lentamente y parece seguir del revés...Es un ser sin cara...Le desecho inmediatamente, muy rebuscada la puesta en escena.

¿Qué es ese ruido? ¿Y el calor? Ahora le veo bien, es un poderoso dragón arrojando lumbre por la boca y humo por las orejas, también se acerca una tortuga corriendo ¡Lleva tal velocidad que ha adelantado al dragón y lo deja atrás! Nunca he visto antes tanta celeridad en una tortuga ¿Será mágica?

¿Y eso? Parece un gnomo el que se abre paso, sus pequeñas piernas le impiden ir deprisa, en su insólito andar se balancea ostensiblemente tropezando con una niña, que también camina hacia mi. Ella tendrá unos seis años, lleva un uniforme de colegio y en la espalda una mochila rosa de Hello- Kity. El gnomo la está empujando para quitarla de su camino. ¡Bien hecho! Un buen mordisco a tiempo es lo que se merece. El hombrecillo, aun aturdido, se frota el dolorido brazo donde se ven las señales de unos pequeños dientes. Me gusta, la niñita es valiente y decidida, igual me quedo con ella...

¿Qué pasa ahora? Una especie de niebla está cubriendo todo, no alcanzo a ver que es lo que oculta, pero ahí dentro hay algo...¿Dónde están los otros seres?. ¡Todos han desaparecido!. Dejaré que se acerque esto, sea lo que sea . Un frío intenso se desprende de la presencia., que poco a poco me está envolviendo con su neblina. Estoy atrapada como un gusano en su habitáculo de seda, del que quiero salir y no puedo. El frío me está paralizando, y ya no puedo mover el cuerpo.

-¿Dónde esta la niña? ¡Devuélvemela! Ya tengo personaje . ¡Vete!

-Ja-Ja-Ja. Solo escribirás sobre mí. Recuérdalo

Hago un desesperado intento para deshacerme de la bruma que me tiene apresada y con el impulso, aterrizo en el suelo. La alfombra amortigua el golpe y mi pie dolorido por la caída me devuelve la conciencia . La casa esta fría, me levanto a tocar el radiador mas próximo, esta congelado. Toda la calefacción parece muerta. La caldera de gas apagada.

¿Quién la ha cerrado?

M. Luisa Pino

Enero 2013



5 comentarios:

  1. Hola, Marisa,
    el final es confuso. Al principio y a la mitad, la historia es una colección de percepciones y sensaciones; pero me da la sensación de que se ha cortado por la mitad. Vamos, según lo he leído; pero necesito el comentario de otro lector, para completar mi propia percepción del cuento. Es decir, necesito otra opinión.
    Abrazos, H.

    ResponderEliminar
  2. ¡¡¡¡Que bueno!!!
    Este te ha salido bordado. Desborda fantasía, es sutil, emocionante... Me ha encantado.
    Yo también había pensado empezar mi historia haciendo mención a la pauta de la semana marcada por el profe. Buscaré otra formula.
    El final es lo mejor. La historia continúa. Entra en acción otro personaje. ¡Felipe! el que tu quieras, un fantasma, una de las momias que Marisa tiene por ahí...
    Un diez Marisiña.

    ResponderEliminar
  3. Pues estoy encantada de que te guste. ¡Y t.b. de resucitar el blog!. Esta será mi tarea mientras escriba algo para la clase.¿Q. tal si cuelgas tus escritos t.b.? Me gustaría leerlos aquí, antes de clase.
    Felipe: Esto es una Historia sin Historia, es la busqueda de un personaje por quien será su autor (no un personaje en busca de autor)Y mientras lo encuentra...pues aparentemente NO PASA NADA.Tampoco hay final porque no hay principio. Marisa

    ResponderEliminar
  4. Marisa, tienes razón; error mío porque ya no asisto a clase.
    H.

    ResponderEliminar
  5. Me encanta Marisa, está muy bien...Seguro que no te ha costado mucho ja ja...Te has limitado a poner por escrito un ratito de tus pensamientos. Siempre imaginando...Genial.
    Me encantaría que el resto del grupo tb se animase a colgar lo que haceis en el taller, si os leo, al menos puedo participar un poco, animaros.

    ResponderEliminar