1 abr. 2011

MAMÁ ZARIGÜEYA

Había una vez una mamá zarigüeya que tenía muchos hijos. Vivían todos muy contentos en el bosque, donde había una casa de cristal, y un lago.

Los hijos eran muy traviesos, algunos muy charlatanes, otros hablaban poco, había uno que parecía estar siempre enfadado, otros eran muy divertidos y estaban siempre riéndose. La mamá los cuidaba mucho y estaba muy pendiente de cada uno de ellos.

Un día, que habían salido a dar un paseo, cuando volvieron a casa, el que se enfadaba, no quiso hablar en toda la noche y se metió en su cama sin cenar; nadie sabía qué le había pasado durante el paseo, pero la mamá que era muy lista, intuía que le sucedía algo. Intentó hablar con él, pero no consiguió nada.

Pasaron los días y seguía escondido en su cama y sin hablar con nadie. Todos se preocuparon por él.

La mamá pensaba cómo solucionar el problema; porque no comía, ni hablaba, tampoco jugaba con sus hermanos.

Un día, reunió a todos los hijos, les propuso que cada noche se turnaran para contar un cuento a su hermano.

Cada uno, iba a su cama y le contaba su cuento.


Cuando le tocó a la hermana más traviesa, entró en la habitación, se sentó en la cama y le dijo:

-Mira, ¡estoy harta de tí!, yo no te voy a contar un cuento. Si no me dices qué te pasa, te cuento una historia de miedo, donde los leones se comen los brazos de los niños, donde hay sangre y tripas por todos los lados.

-¡Noo, noo, por favor!

-Pues entonces, ¡dime qué te ocurre!

-El otro día, cuando salimos a pasear, vi a Manolito, el niño que vive en la casa de cristal, estaba jugando con un muñeco que yo no conocía, tenía una cabeza muy grande con la boca abierta, y una cola también muy grande, y con unas patas muy cortas, yo quise cogerlo y Manolito se enfadó, nos pegamos, cogí el muñeco y lo tiré al lago; entonces vino su mamá y me dijo: “¿Por qúe has tirado el dinosaurio al lago? ¡Como no me lo traigas, llamo a la policía y vas a la cárcel!”.

La hermanita le abrazó y llorando se quedó dormido.

Cuando despertó, el dinosaurio estaba allí.

10 comentarios:

  1. Nada especial. Un cuento sencillo.

    Dedicado a todos los "zarigüeyos" en especial
    a ... a ... y a ...

    La entonación la ponéis vosotros.

    Espero haber corregido los errores.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias preciosa. Como siempre, entrañable. Y no, después de haberte oído a ti entonar tu cuento, no seré yo quién se atreva a darle ninguna otra entonación, simplemente recordaré como lo hiciste tú en clase.
    Besos
    ---

    ResponderEliminar
  3. Muy bonito ,no hay nada como lo sencillo. ¡A mí me gusta mucho! Una Zarigueyita

    ResponderEliminar
  4. Ando un poco lenta de reflejos. Acabo de descubrir que ¿Has leido? mi relato de "Como seguir en el mundo del cine y que no te coman los leones" en "Historias cinematograficas" Supongo que sí, por lo de los leones que se comen los brazos de los niños...¡Que brujita eres!Este fin de semana cuelgan otro mío sobre la peli "Conan"¿ lo leeras? Me gusta tener "fans"
    Bsss. Marisa

    ResponderEliminar
  5. Muy bonito. Cuando nos volvamos a ver te contaré la opinión de un público experto, se lo voy a leer a mi hija de 8 años. Seguro que su opinión es honesta, sin buenismos ni cosas de esas. Ya te contaré.

    ResponderEliminar
  6. Gracias a todos los "corazoncitos"
    A veces intento llegar a los corazones con las palabras, otra cosa es que lo consiga.
    Marisa, claro que te he leído en "Historias cinematográficas" por eso lo de los leones.
    ¿Alguien más se ve reflejado en el cuento?
    Jose, espero que le guste a tu hija. A tí también te sigo en tu blog, me parece muy cómodo que en los blog's de "GENTE INTERESANTE" se vayan actualizando automáticamente las entradas (¡lo que sabe la gente que sabe!) Y otra cosa ¿por qué has quitado el acceso a "NOSTROMO"
    Besos para todos.

    ResponderEliminar
  7. Gracias por seguir mi humilde blog, poco a poco lo iré mejorando.
    Con respecto a NOSTROMO, no sé qué he hecho con su acceso, quizá es que últimamente se estaba haciendo aburrido. Lo he vuelto a incluir en "Sitios que hay que conocer". El último programa fue sobre el relato, lo incluyo en una entrada de este blog.
    ciao

    ResponderEliminar
  8. Como sigo baja de neuronas, me pregunto a estas horas de la tarde ¿Podría saber con quien me acuesto y consecuentemente cometo incesto? A ver si el cuento no es tan "naif" como aparenta...No, a este no le tengo identificado. Grumpy

    ResponderEliminar
  9. Jose, he hecho alguna modificación.
    ¿Lo entendería así Rocío?

    ResponderEliminar
  10. Sí, ya veo que lo has puesto "fácil" al final. Yo creo que así un niño lo entiende mejor, por lo menos mi hija. Se lo voy a leer de nuevo esta noche y te digo algo mañana en el taller.

    ResponderEliminar