1 dic. 2010

CONVENCIENDO





Guardaba muchas historias en su cabeza, de las que todos disfrutábamos en cuanto podíamos pasar por su casa a visitarlo. Una verdadera suerte tener un abuelo con tantas vivencias y tantas ganas de contarlas.
Recuerdo las tardes en el salón, sentados muy cerca de él para poderle escuchar, puesto que apenas disponía de un hilo de voz en su anciana garganta.
Nos hablaba de antes de la guerra, cuando estudiaba derecho en Oviedo. Sacó matricula de honor en derecho internacional en 1913, augurando un futuro muy halagador al mundo en aquel momento. Se reía en un ahogo mientras nos lo contaba.
Los estudiantes de entonces tenían que ser muy espabilados para sobrevivir, nos contaba cómo trataban de convencer al administrador del compañero más rico del colegio mayor para superar los meses de invierno. Cómo, a ese mismo compañero, le empeñaron el piano un verano y no fueron capaces de recuperarlo antes de su llegada al comienzo del nuevo curso.
En invierno, si su padre iba a visitarlo, salía en chaleco a la calle, así si éste le pedía que se abrigase, siempre podía ponerse la levita asegurando que no tenía frío. El abrigo era otro de los objetos empeñados durante algunos inviernos.

Esta casa, este despacho y la vida holgada que llevas, es fruto del esfuerzo de mi abuelo, primero estudiando y luego trabajando y, posteriormente de mi padre, tu abuelo, siguiendo sus pasos. ¿Te he contado que le echaron del colegio mayor por tratar de subir un burro a la habitación de un compañero?

No sé qué pensarían ellos si se enterasen de que no quieres estudiar. Se entristecerían mucho al saber que alguno de la saga no disfruta y malvive esa época de estudiante tan esencial para formarse como un hombre.

1 comentario:

  1. Estupenda lección para nuestros chicos de ahora. Ellos no saben la suerte que tienen por ir al colegio, a la universidad...¡que bueno sería si vieran lo que ocurre en los paises del tercer mundo!, ¡Como aprecian el poder ir al colegio y lo felices que son con un simple boli!.Un abuelo genial ¿Vive? Bsss.MARISA

    ResponderEliminar