18 nov. 2010

A VER SI CAMBIAMOS DE AIRES

A mí me empiezan a entrar dudas.

Al principio, cuando llegué, nunca discutían.

Anteponían nuestra relación a cualquier otra cosa.

Al poco tiempo, me convertí en el rey de la casa.

Al regresar del trabajo les gustaba dormitar un rato y yo me acurrucaba entre ellos.

Ahora pasan días enteros sin mirarse a los ojos y el sofá es solo para mí.

Ayer, ni aparecí por la cocina mientras se chillaban.

A lo lejos les oí hablar de un lugar llamado El Refugio.

Al parecer se trata de un hotelito con encanto.

A ver si cambiando de aires todo vuelve a ser como antes.

2 comentarios:

  1. !!!!Pobre perrito!!!! Lo que le espera.

    un abrazo

    Asun

    ResponderEliminar
  2. Igual estará mejor allí, al menos hablará con otros perros...

    ResponderEliminar